Numismática: término que se designa a la investigación, estudio y  coleccionismo de monedas y billetes emitido por una nación.
Cuando se trata solo de billetes, suele preferirse el término exclusivo notafilia.

BILLETES

CLASIFICACIÓN DEL ESTADO DE LOS BILLETES

  • S/C – SIN CIRCULAR (UNC – UNCIRCULATED)
    Así se considera a un billete nuevo, sin uso, sacado de un fajo tal como viene de la impresora, con el mínimo y único manoseo para el coleccionismo, limpio, con su brillo original y las esquinas bien cuadradas, o sea que es un billete perfecto en todo sentido. No obstante, algunos pueden tener una pequeña marca en un costado, por la aspiración de la máquina contadora, en el recuento y control de calidad. Con una leve merma en esas cualidades, algo más de manoseo, lo ubicarían entre los “casi sin circular” (Almost Uncirculated).
  • EXC – EXCELENTE (XF –EXTREMELY FINE)
    Es un billete casi perfecto, con poca evidencia de uso o manoseo, que puede tener uno o hasta tres dobleces pero no marcados, se mantiene limpio, el papel crujiente, con buena textura, brillo y leve muestra de redondeo en las esquinas.
  • MB – MUY BUENO (VF – VERY FINE)
    Un billete con cierto uso pero intacto, sin roturas, aunque puede tener dobleces marcados y asomo de desgaste en los bordes y las esquinas. El papel está un poco oscurecido, ha perdido gran parte del brillo, puede tener pequeñas manchas, pero conserva consistencia y sigue algo crujiente.
  • BUENO (FINE/VG – FINE/VERY GOOD)
    Este billete está bastante usado, ajado y con varios dobleces y arrugas, blando al tacto, con sus esquinas redondeadas, sin faltante de pedazos, pero puede tener pequeños cortes en los bordes, algunas manchas, y signos de haber sido lavado, por lo tanto decolorado y sin brillo. También puede presentar marcas de clips y agujeritos de broches y alfileres. Es un ejemplar que todavía, sería aceptado por los Bancos para circular.
  • R – REGULAR (GOOD/FAIR – GOOD/FAIR)
    Es un billete bastante deteriorado por el excesivo uso, que presenta marcada decoloración, múltiples dobleces, algunas roturas, agujeros, manchas, escrituras, puede faltarle algún pequeño trozo, su aspecto invita al rechazo y son los Bancos los que lo retiran de la circulación.
  • M – MALO (FAIR/POOR – FAIR/POOR)
    El billete muestra pésimo aspecto por su desgaste, decoloración, roturas múltiples, algunas reparadas con cinta, agujeros, escrituras y grandes pedazos faltantes, que lo descalifican por completo y que se ha salvado de la inutilización por los Bancos. Como dice el catálogo de Krause publications, un billete malo se considera sólo para “tapar el agujero” en la colección, o cuando es único conocido.

Fuente: Billetes de la República Argentina de Roberto A. Bottero

PARTES DE LOS BILLETES

1000_peso_Moneda_Nacional_1964_A

CARACTERÍSTICAS DE LOS BILLETES

Papel: se emplea un tipo especial de gran resistencia al uso producido por unas pocas fábricas en el mundo que garantizan así la dificultad de su obtención, evitando con ello las falsificaciones y reproducciones.

Tinta: contiene materias y pigmentos fabricados especialmente para permanecer inalterables bajo la acción de la luz, aire, humedad, etc.

Valor: casi todos lo llevan en letras y números y a aveces lo repiten en la filigrana.

Fecha: puede referirse a la época en que el billete salió a circulación o bien el decreto o ley de emisión. Algunos llevan las dos fechas, otros únicamente la de la ley original y algunos no llevan ninguna.

Firmas: en la antigüedad eran manuscritas, luego se utilizaron sellos de goma y reproducciones en facsímil. Los billetes no emitidos, las muestras y ensayos no llevan firmas.

Numeración y Serie: manuscritas o impresas según las épocas. La numeración da una idea de la magnitud de una emisión y se estampa en diversos colores: negro, rojo, azul, violeta, etc. La serie se utiliza moderadamente para ubicar la fecha de emisión, cuando ésta no se consigna.

Filigranas: consiste en una impresión a seco por presión que produce una expansión en el papel con partes gruesas y finas sin llegar a romperlo. Se observan a trasluz. Se denominan también: timbre de seco, letra de agua o marca de agua.

Fuente: “Nociones Elementales de Numismática” – Centro Numismático Buenos Aires

MONEDAS

CLASIFICACIÓN DEL ESTADO DE LAS MONEDAS

  • PR – PRUEBA  (PF – PROOF)
    Existen piezas acuñadas con procedimientos especiales y que poseen el fondo espejo y las superficies emergentes opacadas. Si bien poseen curso legal como las otras, su destino no es circular sino integrar colecciones particulares y monetarios oficiales.
  • S/C – SIN CIRCULAR (UNC – UNCIRCULATED)
    La Pieza no ha circulado y posee su brillo original.
  • EXC – EXCELENTE (XF –EXTREMELY FINE)
    Es la moneda flor de cuño cuando al entrar en circulación comienza a perder su brillo. El diseño, relieve y leyendas son perfectas y casi no se observa desgaste alguno.
  • MB – MUY BUENO (VF – VERY FINE)
    Se pueden advertir los primeros desgastes, la misma tendrá un 75% de los detalles originales visible O, en una moneda con ningún detalle interior, no habrá desgaste moderado sobre toda la moneda. Las esquinas de las letras y los números pueden ser débiles.
  • BUENO (FINE/VG – FINE/VERY GOOD)
    Cuando la moneda presenta un desgaste en forma pareja por toda su superficie. Los diseños y las letras aparecen redondeados y en algunas partes tienden a desaparecer.
  • R – REGULAR (GOOD/FAIR – GOOD/FAIR)
    El desgasta es avanzado; el relieve es mínimo y en algunos lados imperceptibles. Hay partes en que el diseño directamente no es visible.
  • M – MALO (FAIR/POOR – FAIR/POOR)
    Es una pieza que por su avanzado desgaste, casi no es identificable. Por lo tanto no es conveniente incluirla en las colecciones.

Fuente: “Nociones Elementales de Numismática” – Centro Numismático Buenos Aires y Amonedación de la República Argentina (H. C. Janson)

PARTES DE LA MONEDAS

50_Centavos_1883

Anverso: es la cara principal de la moneda, donde se colocan los símbolos del país emisor. En los sistemas monárquicos ostentaba generalmente el busto soberano (de allí sinónimo de cara), en los países republicanos aparece generalmente la efigie de la Libertad, de algún prócer o caudillo u otro símbolo

Reverso: es la cara opuesta, en la que forma casi habitual se incluye el valor y otros detalles secundarios. También se la denomina ceca porque en las acuñaciones españolas e hispanoamericanos figuraba allí la marca de la casa de moneda que la acuñó.

En algunas monedas hay problemas para determinar cuál es el anverso y cuál el reverso.

Impronta: es el conjunto de figuras o leyendas que se estampan sobre un cospel para producir una moneda. La impronta está grabada en el cuño en forma incusa.

Campo: es el espacio libre limitado por la circunferencia interior de la leyenda de anverso y reverso. Allí se estampan figuras, símbolos, retratos, etc.

Gráfila: es una circunferencia generalmente compuesta por puntos granates o barras que corre junto al borde de la moneda. A veces puede consistir en una linea lisa y en algunas piezas faltar.

Reborde: es el límite del campo con el canto. Zona más sobresaliente de la moneda, es fabricada de este modo para defender del desgaste las figuras.

Canto: es el espesor de la moneda y puede ser liso, estriado, acanalado, laureado, de cadeneta, etc. A veces incluye leyendas en relieve o incusas.

Exergo: es un segmento inferior de la moneda que puede ubicarse tanto en el anverso como en el reverso y muchas veces faltar. A menudo lleva allí la fecha o marca de ceca.

Fecha: en la mayoría de los casos, el año de acuñación de la moneda.

Módulo: es el diámetro de la moneda. Se mide en milímetros.

Peso: es el peso neto de la moneda. Se mide en gramos.

Fuente: “Nociones Elementales de Numismática” – Centro Numismático Buenos Aires